ESPECIALÍCESE, SI QUIERE HACER NEGOCIOS CON ÉXITO.

Es usual ver que muchas actividades comerciales, ante la falta de ventas, suelen cometer el error de pensar que la solución es extender la lista de productos.

Básicamente, los apegados a este pensamiento, sostienen que acotando su oferta están limitando y/o reduciendo sus oportunidades comerciales. Por ende, en contrapartida a esto, suponen que la ampliación en la oferta de productos/servicios potencia sus posibilidades en el aumento de ventas.

Con la salvedad de los casos donde el negocio se presente como un “reducidor de tiempo”; en otras palabras; el cliente busca la compra necesaria pero con el agregado “esencial” del ahorro del tiempo de aplicación. Los clientes siempre buscan lo mejor y esto va de la mano de la especialidad, lo que nos lleva, necesariamente, a negocios donde el mismo sugiere un gran conocimiento del tema, es decir, nos conduce a una estrategia de ventas de “especialista”.

Así, se ha demostrado un axioma que contradice a lo expuesto en el primer párrafo, éste señala que “acotando el enfoque, lo más posible, se incrementa la posibilidad de una mayor venta.

El punto pasa por encontrar el nicho de mercado que percibe al producto/servicio ofrecido por un “especialista” como un producto de mayor nivel satisfactor. Si lo pensamos desde nuestras compras regulares, podríamos ver que comprar un cerdo o pollo en una “granja” nos resulta más confiable en cuanto a su calidad intrínseca que si lo adquirimos en una carnicería y/o supermercado.

La condición de especialista de la “granja” le concede al producto atributos particulares que lo diferencian sustancialmente de igual producto ofrecidos en comercios no especializados.

Podríamos ver igual en el zapato o reloj ofrecido por una zapatería o relojería en su caso o dichos productos ofrecidos en sastrerías.

Queserías; jugueterías especializadas (por edad; juguetes didácticos); desayunos a domicilio; casa de picadas para llevar; etc. son otros ejemplo de negocios planteados desde la especialidad.

Este fenómeno se plantea como consecuencia de dos elementos de relevancia que han alterado sustancialmente el comercio. Por un lado la “alta competencia” y por el otro, “la velocidad en la información”.

A mayor competencia, mayor especialidad en el área específica. Defina su “nicho” y dedíquese con toda su energía y recursos a promocionarse y posicionarse como exclusivo, único, diferente y especial. Visto así, el potencial cliente, se sentirá, exclusivo, único, diferente y especial, siendo esto el motivador de su compra y la justificación del mayor precio y/o el debido traslado y/o uso de mayor tiempo en su adquisición.

Recuerde que su objetivo es que el mercado lo perciba como al mejor y único y allí radica su potencialidad de éxito. A tal fin, abra sus ojos, observe a los que participan de su propio mercado/producto (competencia); invierta horas en la web y observe la oferta pero no para copiar sino para encontrar necesidades insatisfechas, ideas, perfiles distintos.

Hay muchas ideas y usted es capaz de verlas y llevarlas a cabo. Usted puede enfrentarse a grandes empresas si concentra su esfuerzo en un servicio especializado y aplica todo su potencial en él.

Aunque la pata del elefante sea enorme respecto del tamaño de una hormiga, esta, camina por debajo de ella sin ser afectada. La rugosidad de la planta de la pata le brinda espacios donde el insecto puede alojarse sin riesgo de ser aplastada.

La especialidad permite hacer uso de las rugosidades que las grandes empresas –por su dimensión y complejidad- tienen. Solo resulta necesario estar atento y verlas; definir el negocio y adecuarlo a dicho espacio.

La especialidad permite hacer uso de las rugosidades que las grandes empresas –por su dimensión y complejidad- tienen. Solo resulta necesario estar atento y verlas; definir el negocio y adecuarlo a dicho espacio.

El mercado quiere lo mejor, lo novedoso, lo último, lo más rápido, lo más fresco, lo diferente, lo más impactante, etc.. Ellos quieren eso, ellos quieren algo distinto porque se sienten distinto y quieren mostrarse como distintos.

¿Cuál es la forma de satisfacerlos? Simplemente tiene que Ud. convertirse en un especialista. Ud. debe conformar una categoría especial y si usted logra crear una categoría única, usted se ha conformado en único. Y si Ud. se ha posicionado en base a ese atributo percibido por su mercado…será difícil para su competencia.

Una vez definido su nicho de mercado…no lo dude. Dedique todo el tiempo necesario para delinear el mensaje adecuado para los oídos de su gente y luego elija el medio por el cual este les llegue…ellos vendrán a buscarlo.

• Defina su nicho de mercado.
• Especialícese, si pretende que la competencia no lo descoloque.
• Sea único, original, especial y diferente.
• Haga que su producto sea percibido como algo distinto y líder en su especialidad.
• Recuerde que la gente define su lugar en base a su consumo. Dime que consumes y te diré quién eres…actúe a partir de esa definición.